Secciones

León Vs Tigres: Barra Los de Arriba se "cuela" al Estadio Nou Camp

La Barra de Los de Arriba sorprendió al reunirse en la tribuna del Estadio León

Escrito en LA BARRA el

Se trató de un partido diferente. Dentro y fuera del estadio León, los aficionados tanto del Club León como de los Tigres de la UANL se hicieron presentes con la intención de disfrutar el encuentro más que nunca y es que tras lo ocurrido el pasado fin de semana en el estadio La Corregidora de Querétaro, se respiró un ambiente mucho más pacífico que de costumbre.

Fotos: Omar Ramíez

Al entrar al inmueble, más de uno terminó por sorprenderse debido a al enorme hueco que se formó justo en el lugar donde la barra "Los De Arriba" (LDA) suelen colocarse partido tras partido y es que después de las determinaciones giradas por parte de la Liga Mx, y prácticamente con la decisión tomada de último minuto por parte de las autoridades municipales, la barra local no pudo ingresar.

Algunos entendieron bien

Para la familia Magaña Ríos, se trató de una buena determinación, ya que por lo menos estas medidas ayudarán a recordar que el futbol es un espectáculo en el que las familias tienen que seguirse presentando:

"Está bien, algunos confundían venir a un estadio de futbol con agarrarse a golpes y eso obviamente no es a lo que se debe de venir. Ojalá que esta lección nos sirva a todos", dijo Raúl, padre de la familia.

Dentro y fuera del estadio incluso se pudo ver cómo los aficionados de la Fiera saludaron a los seguidores visitantes, en algunos casos hasta con abrazo incluido, dejando en claro que por lo menos en la ciudad zapatera se respeta a los rivales.

En la Puerta 5 no se quedan callados

Aunque las autoridades habían confirmado que la barra local no tendría acceso, a final de cuentas los integrantes de LDA se salieron con la suya y en la esquina superior izquierda decidieron agruparse para lanzar sus cánticos y ondear sus playeras.

 

Al ver que la barra hizo caso omiso de la nueva regla al interior del estadio León, los policías de la zona acudieron a dialogar con los líderes, pero pese al intento por disiparlos, los barristas siguieron en lo suyo, solamente moviéndose unos metros.