Fotos: Omar Ramírez
La Barra

¡Marea verde! Así recibió su afición al León antes de jugar contra Puebla

Cientos de aficionados hicieron un “pasillo” afuera del Estadio León

Por: Néstor Galindo

León.- León no tendrá a su afición en las tribunas, pero poca falta le hace.

Alrededor de 1,000 aficionados le mostraron su apoyo al Club León antes del juego contra Puebla, con un colorido y sonoro recibimiento afuera del Estadio Nou Camp.

La barra Los de Arriba convocó vía redes sociales y cientos respondieron reuniéndose dos horas antes del juego de Vuelta por los 4tos. de Final del Guard1anes 2020.

La afición llegó desde las 4 y media. Omar Ramírez
La afición llegó desde las 4 y media. Omar Ramírez.

Los aficionados comenzaron a llegar a las 4 y media de la tarde. La mayoría usaban cubrebocas, aunque lo que más cuidaban era la bandera verde, el tambor o la trompeta con la que pensaban alentar.

“Confiamos en el equipo, ¡estamos con todo con ellos!”, comentó Juan Luis Juárez mientras su esposa lanzaban las primeras porras en medio de la marea verde.

Fotos: Omar Ramírez
Fotos: Omar Ramírez

Hubo ensayos de todo, desde los cantos, hasta el acomodo en un “pasillo” de poco más de 100 metros. “Háganse para atrás, pegados a las vallas”, gritaban los encargados de ordenar el alboroto.

“Queríamos decirle y enseñarle a los jugadores que aquí estamos, que no nos rajamos y que hasta si pierden, este cariño no se va”, dijo Marcos Caudillo, comerciante y aficionado.

Una veintena de policías municipales resguardaron la zona, aunque no se presentaron incidentes, salvo algunos automovilistas molestos por el tráfico sobre López Mateos. Otros, en cambio, sonaron el claxon para unirse a la fiesta y algunos hasta porras lanzaron.

“¡Ahí viene, ahí viene!”, lanzó uno de los barristas justo a las 5:15. Dos autobuses con los jugadores del León dieron el silbatazo de inicio para el verdadero carnaval.

Sonaron tambores, trompetas, cohetes y cientos de gargantas. Las bengalas verdes marcaron el ritmo y llovieron papeles, cintas y hasta globos multicolores.

Fotos: Omar Ramírez
Fotos: Omar Ramírez

“¡Y dale, dale, dale, dale!”, era el mantra deportivo, combinado con las arengas al León, mientras los autobuses avanzaban muy lentamente entre la gente.

“Me dijo mi hermana que me viniera y la verdad el ambiente está como si fuera un día de partido, sólo falta que ganen”, comentó gritando Julia Martínez.

El primer autobús se detuvo a medio camino para que los jugadores, detrás de las ventanas, se contagiaran aún más del ambiente y la energía que afuera ya calentaba la tarde sabatina.

Cuando reinició la marcha, todo fue saltar, grabar con el celular y olvidar la lluvia de ceniza provocada por las bengalas. Tiznados, muchos se quitaron la camisa y conservaron los zapatos sólo por costumbre, mientras el camión ya cruzaba la puerta principal del estacionamiento.

Fotos: Omar Ramírez
Fotos: Omar Ramírez

Tras 15 minutos de marcha frente a su gente, los jugadores entraron al Nou Camp y la afición hizo suya la fiesta, como cuando los novios dejan la boda, pero los invitados llevan el ritmo hasta el amanecer.

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar