Secciones

Goleadores del Club León: Héctor "Yaya" Álvarez maravilló con la Fiera

A pesar de no poder disputar una final, el argentino se ganó el corazón de los aficionados

Escrito en LEYENDAS el

En los primeros torneos del Club León en la Liga de Ascenso, hubo un delantero argentino que ilusionó a una afición panza verde que se enamoró de sus goles y hazañas, algo que le valió para forjarse como el primer ídolo esmeralda en el circuito de plata. 

Con sus 1.75 metros de estatura, Héctor Carlos Álvarez Martínez, mejor conocido en la orbe futbolística como "La Yaya", forjó su historia goleadora con la casaca esmeralda cuando las épocas se tornaron de un tono claroscuro muy doloroso. 

Los vítores de gol que provocó en dos años jugando para los Verdes son algo que, hasta hoy, tienen presentes todos los aficionados con un cariño inmenso para alguien que les devolvió aquella sonrisa esfumada por el descenso torneos atrás. 

Su paso antes de llegar al León 

Tras un largo proceso de fuerzas básicas en el Banfield de su natal Argentina, Héctor Carlos Álvarez debutó con el primer equipo en 1999, para ese mismo año, llegar a México con Águilas de Tamaulipas (1999-01) y Tampico Madero (2001-02) de la Tercera División. 

Con 30 goles enfundado en la camiseta de la Jaiba Brava, terminó por llegar al Zacatepec para el último semestre del 2002. Es allí donde comienza a forjarse su historia en el circuito de plata con un primer torneo para el recuerdo, pues logró el campeonato de goleo con 16 tantos en fase regular.

Héctor Carlos Álvarez en su etapa con el Zacatepec. Foto: Archivo Futbolero.

En el Verano 2003, su último torneo en el equipo morelense, logró ocho anotaciones más para despedirse del Zacatepec en Cuartos de Final ante Correcaminos y partir hacía León. 

La llegada al León de Carlos Ahumada

Con la herida abierta de haber perdido la final de Ascenso ante los Freseros de Irapuato en el Verano 2003, la directiva comandada por Carlos Ahumada quiso regresar lo más pronto posible a Primera División y no titubeó al reforzar el equipo. 

El refuerzo estelar fue el artillero argentino Héctor Carlos Álvarez, quien, primero, había sido pretendido por los Freseros del Irapuato con un ofrecimiento de contrato por un año, algo que "La Yaya" rechazó, pues la oferta esmeralda por tres años era muchísimo mejor, tal y como él mismo lo expresó años después en una entrevista con Paco Vela para el portal Cancha Política.

Es así como, más comprometido que nunca, aterriza en la capital del calzado para comenzar a forjar, quizás, la historia más recordada de toda su carrera deportiva.

Primer semestre con luz propia en León

La "Yaya" tuvo un debut inmejorable en el Apertura 2003, pues anotó el gol de la victoria ante las Cobras de Ciudad Juárez en la presentación del cuadro esmeralda en el Nou Camp

En total, fueron ocho anotaciones que cosechó el argentino durante todo el certamen regular, con dos dobletes incluidos: en Sinaloa ante Dorados, donde terminaron perdiendo 4-3, y el segundo ante Lagartos de Tabasco para contribuir a una goleada de 5-1 en casa. 

"Yaya" conduciendo el esférico con León. Foto: Mexsport.

No obstante, el Club León firmó una temporada para el olvido al terminar en la decimocuarta posición, con seis encuentros ganados, cuatro empatados y nueve perdidos. 

Además, el mayor problema fue desde el banquillo, pues tres técnicos pasaron durante aquel semestre: Carlos Reinoso, Francisco Uribe y Carlos Reinoso Jr. 

La catapulta como ídolo leonés

Para el Clausura 2004 las cosas fueron contrastantes en el cuadro esmeralda, pues aunque en el plano directivo comenzaron las indagaciones de la PGR sobre Carlos Ahumada, en lo deportivo dominaron el circuito. 

Con José Luis Saldívar (Q.E.P.D) como nuevo domador, el cuadro leonés dominó de pe a pa las 19 fechas del certamen regular con 12 juegos ganados, tres empatados y cuatro perdidos, para lograr 39 puntos y erigirse como súper líderes. 

Fue en este torneo donde "Yaya" Álvarez se catapultó como todo un ídolo del Club León. Un torneo para enmarcar del argentino con 13 anotaciones que lo convirtieron en la bujía ofensiva del equipo. 

TE PUEDE INTERESAR: DE CAMPEÓN MUNDIAL CON MESSI, A ROMPERSE LA PIERNA POR EL CLUB LEÓN

La productividad fue de escándalo con cuatro dobletes ante Cobras de Ciudad Juárez, Trotamundos de Tijuana, Acapulco FC y Cruz Azul Oaxaca. 

Su capacidad para aparecer en los momentos importantes fue la principal causa de la idolatría en el argentino; fiel reflejo de ello, fue la anotación de último minuto ante Tapatío, lo cual le dió la victoria al cuadro esmeralda que vino de atrás para triunfar de visita 2-1 en lo que fue la jornada 14. 

Primeras fases para el recuerdo

El artillero argentino siguió respondiendo para la causa esmeralda y siguió con la inercia goleadora en Liguilla. Ante Tigrillos Coapa colaboró con dos anotaciones que clasificaron al equipo a semifinales. 

Fue ante su ex equipo, el Zacatepec, donde "Yaya" Álvarez se destapó como nunca antes con dobletes tanto en la Ida como en la Vuelta, catapultando a su equipo a la Gran Final del circuito ante los sublíderes Dorados de Sinaloa. 

 

Sin presencia en la Final por el Ascenso

Sin embargo, el artillero no pudo hacerse presente la mayor parte de la final, esto tras romperse los ligamentos cruzados a los 53 minutos del partido de Ida en Sinaloa ante Dorados.

Esto lo marginó los tres partidos restantes que jugó el cuadro verdiblanco, incluyendo la Final por el Ascenso que perdieron ante el equipo sinaloense y, la cual, él no tuvo más remedio que sufrirla fuera del terreno de juego con muletas. 

SIGUE LEYENDO: A PEDRADAS Y MACHETAZOS, LA PEOR BRONCA DE LEÓN EN EL ASCENSO

Aún y con el dolor inmenso, "Yaya" termina yéndose para el Apertura 2004 con el Santos Laguna, esto por la multipropiedad que aún tenía en su posesión Carlos Ahumada Kurtz. 

Regreso decoroso en fase regular

Para el Clausura 2005 y con la situación directiva más grave que nunca debido al encarcelamiento de Ahumada, y la toma temporal administrativa de Adolfo Reza, Carlos Álvarez regresó al cuadro leonés para ilusionar, una vez más, a la afición panza verde con el sueño del ascenso. 

Fueron 12 goles en su segunda etapa con los Verdes, logrando un triplete ante los Alacranes de Durango y dos dobletes ante Tigrillos Broncos y Estudiantes de Altamira, siendo este último un doble digíto importantísimo que ayudo al cuadro verdiblanco a catapultarse a la reclasificación de aquel certamen.

Álvarez tuvo una segunda etapa bastante redituable.

Dolorosa despedida

En la liguilla, se consumó un fracaso más al perder una nueva final ante los Gallos Blancos del Querétaro, acumulando la frustración e ira de los aficionados esmeraldas que, una vez más, no podían ver a su equipo ascender.

Tras ese torneo, Héctor Carlos Álvarez Martínez cerró un ciclo importante de su carrera al despedirse de León y llegar a Tamaulipas, donde militó por tres años con Correcaminos y siguió cosechando anotaciones por doquier; en total, 32 dianas con el equipo tamaulipeco.

El nueve argentino en su etapa con Correcaminos UAT.

Antes de marcharse de México y comenzar un peregrinar de equipos en la parte final de su carrera, Álvarez jugó su último certamen en México con los olvidados Tiburones Rojos de Coatzacoalcos.

TE PUEDE INTERESAR: LAS LOCURAS DE AHUMADA EN SUS PRIMEROS JUEGOS CON LEÓN

Un ídolo de épocas oscuras

No es fácil destacar en el futbol y menos, en equipos que se encuentran sumergidos entre tanta presión y llenos de muchísimos problemas; no obstante, con todo el contexto lúgubre que atravesó León en aquella época, "Yaya" trascendió y catapultó su carrera. 

En total, fueron 39 los vitoreos de gol en las tribunas que logró el artillero argentino vestido como esmeralda, contagiando de amor, esperanza e ilusión a unas gradas que, llenas de incertidumbre, encontraron en Héctor Carlos Álvarez Martínez, un ídolo en quien creer en medio de la época más turbulenta de toda su historia.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de "Yaya" Álvarez jugando para León?

Load more...