CLUB LEÓN

Jesús Martínez temió al fracaso, pero sabe que el ascenso quedó en la historia de León

El presidente del Club León recuerda el trabajo para volver a Primera División

Jesús Martínez celebra el ascenso del León.
Escrito en LEYENDAS el

A 10 años del ascenso del León, Jesús Martínez sabe que “hizo su chamba”.

El presidente del Club León sorprendió al futbol mexicano al devolverle a la Fiera su brillo perdido y encabezar el regreso esperado por diez largos años.

“Todos hicimos nuestra chamba, me sentí muy cómodo con las decisiones, con los fichajes y con el técnico que venía… es una fecha que no se olvida, que quedó grabada en la historia de la ciudad”, recuerda Martínez en entrevista con SoyFiera.

Jesús Martínez Murguía (centro).

Este 12 de mayo se cumplen 10 del regreso del León a Primera División, hazaña que Martínez recuerda se trabajó día a día y con colaboración de todos los involucrados en el Club.

“Creo que de mi parte y de toda la gente que fue ese León, hablo desde Doña Conchita, que limpiaba las oficinas, hasta el presidente del equipo, toda la gente que se apasiona por su trabajo, toda entregó todo lo que tenía y ahí está el resultado”.

Las cábalas de la final

El directivo tenía sólo 26 años al encarar aquella final y recuerda los nervios de ese sábado. Confiesa que vistió la misma ropa de cada partido en aquel torneo y que trató de no romper una sola de sus cábalas: “Pude dormir muy poco por el partido que se venía ese sábado, pero hice el ritual que hacía en cada oportunidad… estábamos con los amigos esperando a que llegara el tiempo de la comida, la misa y después el partido…".

"Siempre tratando de distraerte con alguna cosa que no sirve para nada, porque todo el tiempo estás pensando en el partido y en que rodara el balón”.

Los fantasmas de la Liga de Ascenso

Y aunque confiaba en su equipo, líder de la temporada y que no perdió en fase regular, Jesús Martínez acepta que un par de veces temió al fracaso, ese que acompañó al León desde el descenso de 2002.

“Sí tuve temor en el primer tiempo contra Lobos (la final de Ida en el torneo), el primer tiempo pasamos momentos complicados, pero al mismo tiempo el, equipo mostró personalidad y eso me llamó la atención y me dio tranquilidad”, recuerda.

El segundo momento complicado fue en la Final de Ida por el ascenso. Correcaminos se puso 2-0 y pudo marcar el tercero, mientras León batallaba con un hombre menos.

“Sí dije ‘Si nos cae el tercero, será complicado darle la vuelta’ y cuando cae el gol de Nacho (para el 2-1 final) ya tuve toda la confianza", acepta desde su oficina en La Esmeralda.

"Pero en lo previo sí me llegó a pesar el fantasma de los 10 años y afortunadamente no duró mucho tiempo”.

Hoy Jesús Martínez es uno de los directivos más exitosos del futbol mexicano y disfruta lo trabajado durante 10 años, aunque sabe que el sabor del ascenso, el color de aquel sábado 12 de mayo, ese es simplemente irrepetible.