Fabián Prátola y la final Cruz Azul Vs León de 1997.

León apela al mítico gesto de Prátola para remontar a los Tigres

Por: Gabriel Márquez

Justo cuando León necesita revertir una desventaja, surge el espíritu del gran Fabián Prátola

La Final de Ida en el Verano 97 fue una de las más ríspidas en la historia del futbol mexicano, con dos escuadras de arraigo: León y Cruz Azul, equipos que siempre se mostraron intensos en busca del título. 

La intensidad se reflejó en las estadísticas, muy perjudiciales para el cuadro esmeralda, pues tuvo tres expulsados en ese primer juego: Edgardo Fabián Prátola (QEPD), Alberto “El Guamerú” García y el chileno Carlos Reinoso, este último el Director Técnico. 

Sin duda las expulsiones costaron mucho para la Vuelta, aunque de lo malo nació una imagen que se ha enmarcado en la historia de la institución del Club León y a la que hoy se apela, pues como entonces, León debe revertir una desventaja en una serie de Liguilla, en el caso actual para avanzar a la Final del Apertura 2021.

Prátola se convirtió en emblema del Club León.

La expulsión de Prátola y el amor por el escudo del León

Al último suspiro del primer tiempo de aquel juego de Ida en casa del Cruz Azul, Edgardo Fabián Prátola se fue expulsado por doble amarilla, tras detener un ataque de Carlos Hermosillo

La reacción del “Ruso” Prátola fue de auténtico enojo y frustración, pues apenas pudo disputar 45 de los 180 minutos de la serie. 

Adomaitis trató de calmar la furia de su compatriota argentino, quien tras algunos minutos, se fue a los vestidores, no sin antes ser abucheado por la afición cementera. 

Prátola respondió con un gesto que lo hizo ídolo esmeralda: les mostró la playera del Club León a los aficionados en las gradas y sentenció que en la Vuelta las cosas serían muy diferentes para la causa esmeralda. 

León perdió ese primer partido por 1-0, obligado a ganar la Vuelta para al menos forzar la prórroga.

Dolor por la expulsión 

“El Ruso” Prátola quedó dolido tras esa tarjeta roja, con una postura cabizbaja, y no era para menos, pues se perdería el juego decisivo del torneo que estaba pautado tres días después. 

“Estoy seguro que mis compañeros harán lo imposible para lograr ese trofeo, pues todos lo anhelamos”, comentó Prátola días después de la primera batalla.

“Estaba tan mal después de la expulsión que no pude salir a ver el segundo tiempo”. 

El cariño por la afición esmeralda siempre estuvo en la mente de Edgardo Prátola, que a pesar del momento futbolístico tan difícil que atravesaba, confiaba en los aficionados panzas verdes. 

“Yegros (Julio César) fue muy mala leche con Ángel (Comizzo) y cuando iba por alto le metía el codo, creo que es gente que se quiere agrandar de local, pero estoy seguro que cuando vaya a León, con nuestra gente y en nuestro estadio, se va a cag… todo y sentirá el rigor de lo que es el Nou Camp y la pasión que existe en ese escenario”. 

Apoyo incondicional a pesar de no jugar

Antes de disputar la Vuelta con desventaja mínima, el zaguero argentino volvió a declarar la intensidad con la que se alentaría fuera del terreno de juego y recalcó la amargura de no poder apoyar a su causa dentro del campo. 

“Tal y como fuese a jugar, lo cierto es que siento la amargura de no poder estar dentro del campo de juego”. 

“El trabajo, la entrega, el amor por la camiseta y muchas otras cosas quedan de manifiesto en cada actuación durante todo el año, para llegar a estos partidos y para mí mala fortuna me toca estar fuera en el último…el decisivo”. 

En total fueron tres los jugadores que perdió el cuadro Verde, y es que además de Prátola y “Guamerú” García por expulsión, también el chileno Christian Torres no pudo participar debido a la suspensión de tres partidos que recibió en la Semifinal de Ida ante América. 

Remontada momentánea que no sirvió de nada

Al final León remontó el marcador adverso de la Ida con un gol de Missael Espinoza en el complemento, para el 1-1 global.

Pero todo se fue abajo con la anotación de penal de Carlos Hermosillo en tiempos extra, cuando el Gol de Oro seguía en el reglamento. 

Aunque el resultado fue adverso, el gesto de Edgardo Prátola jamás lo olvidará el aficionado esmeralda, convirtiéndolo en un auténtico emblema de la institución. 

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar