CLUB LEÓN

No creo que los mexicanos sean tan malos como para no jugar en el León

Me da tristeza que se les deje de lado en favor de los elementos extranjeros

Tesillo, Barreiro, Dávila, Martínez, Di Yorio y Mena son algunos de los extranjeros de La FieraCréditos: Cortesía
Escrito en LOS EXPERTOS el

Siempre llama la atención la cantidad de jugadores extranjeros que tienen cabida en la Liga MX, yo estoy de acuerdo pero con un determinado número de estos elementos pues ya son demasiados en el futbol mexicano.

Siento decir esto, me apena con los jugadores que están en México en estas condiciones porque no tienen la culpa, a ellos los contratan… pero resulta que siempre pueden jugar más extranjeros en un partido que los elementos mexicanos.

No estoy en contra de estos jugadores, siempre he dicho que bienvenidos los elementos extranjeros que sean de primer nivel, pero lo cierto es que se le debe de dar su lugar al jugador mexicano, a los nacionales.

A mí me da tristeza, en lo personal, que a los elementos mexicanos se les deje de lado. Estoy consciente de que los equipos quieren reforzar sus escuadras y repito, bienvenidos los jugadores que dejen escuela, como con los que yo compartí el terreno de juego durante tantos años, pero sigo pensando que en estos momentos son demasiados los extranjeros que tienen la posibilidad de jugar.

Creo que hay que darle su lugar al futbolista mexicano. No creo que seamos tan malos los jugadores nacionales como para que no nos consideren estar en un equipo como el León en este caso.

Aquí es donde entran también las Fuerzas Básicas, esos muchachos canteranos mexicanos que se están preparando para el futuro, si no se les da oportunidad a ellos… ¿entonces para qué quieres esas divisiones inferiores?

A mí me sorprende que jueguen tantos extranjeros en un partido, quiero aclarar que no estoy en contra de ellos, en lo absoluto, pero creo que considerar a tres jugadores o cuatro en la alineación y en la banca, sería un número razonable.

Ahora no parece que estamos en el futbol mexicano porque lo que menos hay es jugadores nacidos en el país, ni hablar de los técnicos, que cada vez hay menos oportunidades para los entrenadores de casa.

 

Una Copa del Mundo, no. Cinco Copas, sí. Di no a las drogas, sí al deporte. Si quieres, te ayudamos