CLUB LEÓN

¿Una despedida para Montes, Boselli y Nacho? Imaginemos cosas chin…

Así sería un juego de homenaje para las leyendas del Club León

Luis Montes y Mauro Boselli con el Club León.
Escrito en LOS EXPERTOS el

El Glorioso luce abarrotado, como se dice en el argot, no cabe ni un alma más en el inmueble leonés. Hay playeras de todos los tiempos predominando la verde con el trazado vertical en blanco utilizada en 2013, aunque también vemos la camiseta actual y la recién utilizada en el Mundial de Clubes. 

El sonido local anuncia la alineación del equipo León dirigido por Jorge Bava con Cota en la puerta, Moreno, Barreiro, Tesillo y Osvi Rodríguez como zaga; Fidel, el Diente y Nápoli como mediocampistas, mientras que una línea más complementa el cuadro con Mena, Viñas y Alan Medina.

Enseguida, la afición se emociona al anunciarse al equipo adversario con Gustavo Matosas al mando. Entonces se escuchan los nombres de William Yarbrough, "Aris" Hernández, Rafa Márquez, Navarro, Gallito Vázquez, Campbell, Meneses, Britos y para cerrar Nacho González, Luis Montes y Mauro Boselli. 

En la banca de este equipo bicampeones de hace diez años y campeones del último título de la Fiera como Peña, Burbano, Loboa, Delgado, Cárdenas, Rocha, Sabah, Arizala, Maz, Magallón, Mosquera, Gigliotti, Yairo y Aquino.

Las miradas se centran en tres jugadores en especial que responden a la expectativa. Tiro de esquina, remate de cabeza y gol de Nacho que no duda en poner sus brazos en escuadra para festejar.

Medio tiempo y se hacen cambios en los cuadros dándole oportunidad de jugar a los homenajeados con el actual León. Sí, 45 minutos con la última versión de la Fiera para estas tres figuras.

El Chapo realiza jugadas que levantan a la tribuna entre exclamaciones y aplausos, a la vez que Boselli espera una jugada para cazar el gol, misma que se produce a pase filtrado, ingreso al área y tiro cruzado. Gol del Matador que vale por seis, ¿por qué no? si en un amistoso se permite todo.

Se acaba el juego, el marcador es lo de menos, el deleite está en la clase que nunca olvidan los futbolistas. Nacho, Montes y Boselli dan una vuelta olímpica y reciben el baño de admiración de una afición que gozó con sus barridas, su magia y su contundencia.

Las despedidas en el futbol no suelen ser tristes, sí emotivas porque detrás de estas existen bastantes buenas jugadas, muchos gritos de gol y un cúmulo de euforia por los logros obtenidos. Y hay adioses que, si no se dan, vale la pena imaginarlos.

Nacho se fue hace tres años, Mauro recién se retiró y Montes por lo pronto ha quedado en el limbo. No es imposible, aunque suena improbable, pero una despedida así para estos tres héroes de la Fiera sería algo muy lindo.

@geraslugo en X

Load more...