ANDRES GUARDADO

Guardado deberá defender la camiseta del León como un auténtico rey

El fichaje de Guardado no es para rendirle un homenaje, sino que se debe a una necesidad por cubrir

Escrito en LOS EXPERTOS el

Andrés Guardado fue presentado como nuevo jugador de la Fiera de una manera muy creativa para el mundo digital. 

El martes que viene su presentación será más futbolera, con ese contacto visual que siempre emociona al aficionado.

La dimensión de lo que representa Guardado para la afición y futbolistas europeos es enorme. Como figura en los Países Bajos y España, así se despide del balompié del Viejo Continente después de casi 17 años.

Más de 500 juegos repartidos entre La Coruña, Valencia, Bayer Leverkusen, PSV y el Betis; 35 goles, 77 asistencias y seis títulos le convierten en uno de los futbolistas mexicanos más fructíferos cruzando el charco.

Su posición en la cancha y la jerarquía de sus equipos no le hicieron una justicia mediática en comparación a lo vivido por Hugo Sánchez y Rafa Márquez, pero sí está por encima de los demás nacionales que han pisado los pastos europeos.

Como seleccionado, es otro rollo: experiencia mundialista, de Copas Oro, América y Confederaciones.

El destino estadístico une a Guardado a La Tota y al Káiser zamorano como los tres jugadores de cinco copas mundiales enfundados en la playera esmeralda, aunque los estrictos dirán que deberá ganar dos Ligas para estar completamente a la par.

Queremos y debemos entender que el fichaje de Guardado no es para rendirle un homenaje por su trayectoria sino que se debe a una necesidad por cubrir.

Andrés tendrá que emular la eficiencia que ofrecieron jugadores como Rafa Márquez y Cabinho, quienes llegaron al León con la etiqueta de veteranos, y no caer en la medianía y el infundio de Borgetti y Donovan.

La contratación del internacional mexicano ha sido aplaudida por todos los medios nacionales, prácticamente como el regreso del hijo pródigo.

Guardado llega por decisión de la directiva esmeralda y con la venia del domador Jorge Bava para ser titular, para fortalecer el mediocampo y darle ritmo a un equipo inconsistente. Todo un futbolista exitoso presto a ser solución en un plantel que necesita una. 

Pero donde más veo la valía de Andrés, es que automáticamente se convierte en un candidato natural a tomar el rol de líder en la cancha. 

En la Fiera tenemos referentes, pero últimamente ha estado escasa la imagen de ese jugador que se echa el equipo al hombro e impulsa a los demás.

Se espera que una nueva historia sea escrita en el seno leonés. 

En todo cuento de hadas existe un príncipe y así será recibido Guardado, aunque después de la bienvenida, su deber será defender la playera esmeralda como un auténtico rey.

@geraslugo en X

 

Load more...