CLUB LEÓN

León todavía no gusta, pero los números van en alza

Hay que destacar la evolución, por ejemplo, de Alan Medina, hoy dueño de la banda izquierda

Los Esmeraldas celebran el 2-0 del León sobre Puebla.Créditos: Omar Ramírez
Escrito en LOS EXPERTOS el

Los duelos ante equipos alicaídos como el Puebla suelen ser peligrosos para La Fiera, y por tal razón, el triunfo y la forma como fue construido por parte del equipo de Jorge Bava -a pesar de las apuraciones al final-, tiene su mérito. 

El gol tempranero de Alan Medina -aprovechando el regalito de Fernando Navarro-, le dio la suficiente tranquilidad a los Verdes para controlar las acciones en una primera mitad con pocas emociones.

Hay que destacar la evolución mostrada por el elemento uruguayo, quien tras su prematuro debut en la liga, ha mejorado para adueñarse poco a poco del sector izquierdo de la media leonesa.

Por su parte, el tímido Puebla, cuyos jugadores estaban más preocupados en reclamarle a la árbitra Hernández que en producir algo al frente, no significó un verdadero problema para la escuadra local en la parte inicial.

En el segundo tiempo, la anotación de vestidor de Edgar Guerra -que dicho sea de paso, luce cada vez más aclimatado- otorgó mayor calma a los Verdes para sobrellevar las cosas ante un rival mentalmente derrotado en ese momento. No obstante, a La Franja se le dio la oportunidad de despertar en los últimos minutos, luego de la entrada de Santiago Ormeño y su posterior anotación.

Sigue el León fallando en el manejo de partido en las rectas finales, y se empeña en complicarse la existencia permitiendo goles en terribles descuidos. El sufrimiento ante los Camoteros fue absolutamente innecesario, y manchó un poco la aceptable labor realizada en buena parte del encuentro.

Mención especial merece Adonis Frías, quien ha cumplido con su labor de medio escudo, aportando seguridad y salida al equipo como no se veía desde hace tiempo, quizás desde la primera temporada de Lucas Romero.

Muchos continúan sin aprobar las formas del conjunto esmeralda, pero es evidente que, en términos generales, hay una franca mejoría, misma que no se ve reflejada en un estilo agradable, pero sí en los números.

Load more...