RODOLFO COTA

Los de Cota son unos guantes difíciles de llenar y por favor, que no sea Memo

La decisión para encontrar al sucesor de Rodolfo Cota en el León no es un chiste

Rodolfo Cota celebra la Concacaf en 2023.Créditos: Mexsport.
Escrito en LOS EXPERTOS el

En la madriguera esmeralda se llegó el tiempo de las despedidas dolorosas, de las sorpresivas, de las necesarias, de las accidentales y de las indiscutibles.

Siete bajas garantizadas por decisión técnica son las que anunció Jorge Bava a su regreso de vacaciones, aunada a la baja de Federico Viñas que por lo menos estará fuera un torneo al romperse el Talón de Aquiles.

Para cubrir esos huecos en La Fiera, entre cinco y seis serán las altas de acuerdo a la directiva. Claro es que lo importante no es el número, sino la calidad de los jugadores que lleguen, a los que aún no hay que llamar refuerzos a falta de ver para creer.

Rodolfo Cota, William Tesillo, Nico López, Elías Hernández y Ángel Mena, de los peces gordos que ya no veremos de verde. Gonzalo Nápoli es otro de los que se van y, sin ser oficial aún, se barajan para salir también Óscar Villa, Iván y Osvaldo Rodríguez.

En la sensibilidad que producen estas salidas, de las que más generan comezón es la de Rodo Cota, cuyo caso es cristalinamente obvio que Bava no lo quiso. 

Cota fue por mucho una garantía bajo el arco esmeralda. Héroe y villano como todos los que se ponen los guantes. Respondió con creces a su etiqueta de contratación bomba cuando llegó a la Fiera. 

De las opciones que tiene León para cubrir este hueco, la primera es natural: dejarle la responsabilidad a Poncho Blanco, quien se la ha pasado a la sombra de un portero que ya se va. 

Cuando fue llamado para suplir a Cota, Pocho respondió. La cuestión con el veracruzano es que solo ha tenido 10 participaciones en ocho torneos. Muy poco. 

Con él no sabemos cuál será el Poncho bajo el marco, uno que sea constante o el de tan solo una llamarada que termina apagándose por alguna lesión.

Tener a Blanco como primer portero les allanaría el camino a guardametas de la cantera como Óscar García e Irving Martínez, aunque para jugársela con un novato, tienen qué cobijarlo con un buen cuadro. 

Sobre esto, recordemos el nivel que llegó a tener William Yarbrough como guardián en el bicampeonato. 

Otra opción es traer desde este momento un portero con una calidad tal que pueda hacer sólido el aparato defensivo de un equipo en reconstrucción. Un guardameta fiable con la voz de mando de un líder desde su zona y del que se piense a largo plazo, si esto no es mucho pedir. 

Fuera de la ruptura ocurrida entre Bava y Cota, nada ni nadie le quita al mazatleco el que se haya convertido en uno de los porteros que le ha dado personalidad a este puesto en el León.

Tras 12 años de contar con un cancerbero de nivel selección, la decisión para encontrar al sucesor no es un chiste. La elección debe ser la correcta pues el margen de error es mínimo.

Y por favor, no vayan a pensar en Memo...

@geraslugo en X

Load more...