LUCIANO CABRAL

Si llega el ‘10’, denle libertad para revitalizar al León

La llegada de Luciano Cabral ilusiona por lo que puede aportar en el esquema de Jorge Bava

Luciano Cabral será refuerzo del León.
Escrito en LOS EXPERTOS el

No solo es un número, porque cualquiera lo puede portar en la espalda. Cuando nos referimos al ‘10’, hablamos de una esencia que muchos equipos la han dejado en el terreno del olvido. 

El caso de la Fiera no es la excepción. Desde la salida de Luis Montes el cuadro verdiblanco ha intentado darle esa responsabilidad a más de tres, los mismos que se han ahogado en el intento de representar la versatilidad, la parte creativa y el liderazgo sobre el rectángulo empastado.

Hoy en día los estilos en el futbol se apegan más a ganar en lo físico, a reducir los espacios, a presionar en lo alto más con el esfuerzo que con la inteligencia.

Muchos de nosotros crecimos con la idea de que todo equipo debería tener en su alineación a ese jugador bajito de estatura, de piernas fuertes, calzado reducido y hasta con algo de pancita, pero de cerebro amplio, ideas adelantadas, con la capacidad de fabricar la jugada desequilibrante que provocaba el triunfo y la espalda ancha para cargarse a sus compañeros.

Un futbolista así siempre será bienvenido, pues a pesar de lo científico que se ha vuelto el balompié, habrá eternamente un hueco para alguien diferente.

A reserva de hacerse oficial, el argentino naturalizado chileno, Luciano Cabral, se pondrá la camiseta esmeralda en los próximos días, tocando madera para que este fichaje no se caiga.

“Lucho” o “La Cabra”, como le decían en la Sub20 de Chile, saldrá del futbol andino para tener su primera experiencia en México. 

Se hablan buenas cosas del mediocampista, quien vio cortado su ascenso deportivo por un suceso que lo llevó a prisión y cuya factura le costó no poder ir a la Copa América de este año porque le negaron la visa.

Rodrigo Linares, atacante y compañero de Luciano en La Roja juvenil, lo describió en una entrevista para el Diario AS en Chile: “Es el mejor jugador que vi jugar. Era un enganche típico… era el nuevo Riquelme. Tenía una técnica increíble, te metía unos pases de gol… tenía buena pegada, todo. Era lento sí, corría con el chaleco puesto (ríe). Pero no le hacía falta velocidad con la técnica que tenía. Nadie se la podía sacar. Era un distinto”.

El ADN del creativo lo tiene Cabral, falta ver las condiciones de juego que le establecerá Jorge Bava en el cuadro leonés, aunque para un jugador así, invariablemente se le debe dar un buen espacio para la libertad de expresión con la pelota.

Un futbolista así ilusiona, porque un ‘10’ puede ser capaz de revitalizarle el alma a un equipo. Y esto último es algo que desapareció en la Fiera del técnico charrúa en el torneo pasado.

@geraslugo en X

Load more...