Nacho Ambriz en el León Vs Cruz Azul.

'Ambriz, regresa a los orígenes de tu éxito'

Debe reconocerse la crisis y quizá volver a los jugadores, parado y humildad que le dieron resultados

Por: Luis Gerardo Lugo

León y su domador deben reconocer que hay crisis en su futbol. Crisis, una palabra que incomoda al futbolista, pero que, para borrarla, el primer paso es aceptarla.

Las victorias sobre San Luis y Pumas solo resultaron un paracetamol para las dolencias que hoy presenta el campeón defensor. Cuatro derrotas ya en el torneo diagnostican que existe una enfermedad que no se ha atacado de raíz. 

El salir del bache no es solo cuestión de tiempo como se ha creído. Esto parece ser algo más que un virus del cual solo se tiene que esperar en cuarentena para que desaparezca solo. Urge encontrar la cura.

Cruz Azul volvió a ganar de una fea forma si quieren verlo así, pero ganó y sumó seis triunfos al hilo. En el Glorioso, el superlíder del Guard1anes renunció a la pelota porque se dio cuenta que las garras de la Fiera no están afiladas hoy en día. Se la jugó a cazar al felino y lo logró.

Con balón, pero sin control

León tuvo un 65 por ciento de posesión en el duelo contra La Máquina, sin embargo, volvió a carecer de contundencia. Antes, con menos posesión, el León aniquilaba.

No apareció Víctor Dávila en la zona de definición, Emmanuel Gigliotti hizo el esfuerzo lejos del área, mientras que JJ Godínez logró impactar el poste en una jugada anulada por fuera de lugar y Joel Campbell se desorientó al conectar de cabeza a pocos metros de la portería de Chuy Corona. Así las cosas.

El gol celeste pudo haberse anulado por el VAR, tal vez, pero la forma de morir de la Fiera no dejó lugar para expresar reclamaciones ni buscar pretextos.  

Ambriz adelantó líneas ante la espera cruzazulina, no obstante, en su equipo falta la fuerza pasando la media cancha. Los Esmeraldas terminaron por extrañar a Luis Montes, ya sea por su toque, ya sea por su ímpetu, por su ingenio o por su liderazgo. Lo cierto es que a este León le faltó alguien que detonara al resto del equipo con un chispazo en un duelo que fue lento y trabado.

Urge reconocer la crisis

Los campeones deben saber reconocer lo que están haciendo mal. En este caso, es posible que el error sea en la cabeza y no en los pies. En este caso, quizá sea mejor que Ambriz regrese a los orígenes de su éxito con los jugadores, el parado y la mentalidad que le dio dicho éxito. Mentalidad, término que en el futbol muchas veces lo ponen como sinónimo de humildad.

Dicen que el campeón debe defender su corona con dignidad, aunque en ello muera en el intento. También dicen que se debe estar con el campeón hasta que muera y así será por la fidelidad que le muestra la afición esmeralda a su equipo. 

Solo se espera que este campeón reaccione ya para que esa muerte no llegue de forma prematura.

@geraslugo

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar