Tita en un juego amistoso en León.

Tita, el ídolo que idolatra a los leoneses y que ve en Montes a su heredero

Por: Luis Gerardo Lugo

Fue un placer volver a platicar con el astro brasileño, otra vez en la ciudad que lo recibe como uno de los suyos

Para llegar a ser ídolo se necesita de esa mezcla exquisita de pasión, entrega, goles y jugadas mágicas que engrapan el dorsal de un futbolista a los corazones de los aficionados.

El Club León ha tenido referentes muy especiales que se erigen como pilares que sostienen en buena medida a la historia esmeralda. Milton Queiroz Tita es uno de ellos.

Fue un placer volver a platicar con el astro brasileño aprovechando su estancia en una ciudad a la que considera su segunda casa. 

Sentados en la mesa del programa Leyendas de Poder, junto con mi amigo y compañero Adrián Castrejón, recordamos con ‘Tita’ varias de las anécdotas que fue recabando como futbolista, toda una remembranza sabrosa que se formó desde que su mamá lo llamaba ‘Miltinho’, luego ‘Miltita’, hasta la consagración que delineó con el sobrenombre indistinguible de ‘Tita’.

El camino del ídolo

Convertirse en ídolo no es fácil, también ellos sufren para consolidarse en el futbol. Por consejo de su padre, Milton Queiroz tuvo que abrirse camino aprendiendo a jugar varias posiciones, consciente que era casi imposible quitarles el puesto a estrellas como Zico o Roberto Dinamita.  También comió banca por varios meses cuando emigró a Alemania donde el idioma fue un obstáculo que superó a través de la calidad de su juego. No habló el alemán, pero sí lo hizo con jugadas efectivas y goles.  

‘Tita’ llegó a León después de un Mundial en el que no tuvo oportunidad de mostrarse y en un arreglo al que él califica como ‘fácil’, acordó ponerse una playera verde que apenas retomaba el sentido tras devaluarse en la Segunda División. 

En la charla con ‘Tita’, me llamó la atención la admiración que tiene por los jugadores que conformaron aquel León, en su mayoría jóvenes leoneses levantando la mano para sobresalir. 

Llegó a un León hambriento

Del futbol llamado de primer nivel, ‘Tita’ vino a sorprenderse con las historias de futbolistas que durmieron debajo del estadio León y de aquellos que aprovechaban la invitación a comer en casa de los mismos compañeros porque la paga escaseaba o no alcanzaba.

Sí, ‘Tita’ llegó a la Fiera en un entorno sumamente hambriento, con jugadores con hambre de gloria y con una afición con hambre de un título que no había degustado en 36 años.

“Esos chavos querían un lugar al sol, tenían sed de triunfo y si hubiéramos tenido un poco más de organización, de estructura, hubiera sido un equipo para por lo menos cinco años”, así lo asegura ‘Tita’ y todos estamos de acuerdo.

En ‘Tita’ perduran las imágenes que, sin margen a la equivocación, todavía ponen la piel chinita a los Esmeraldas que jugaron aquella final contra Puebla, esas en las que el Glorioso se revistió con banderas verdes y blancas del equipo. Tal como lo cuenta ‘Tita’, parecía que cada uno de los aficionados había entrado con su bandera.

‘Tita’ gozó triunfos siendo integrante del mejor equipo de todos los tiempos del Flamengo y también celebró una Copa UEFA en Europa, pero nada para él más entrañable y familiar que la admiración que los leoneses le brindan al punto que nos hace dudar sobre quién enamoró a quién, si ‘Tita’ con su magia o la afición con su cariño.

Si catalogamos a ‘Tita’ como el máximo ídolo esmeralda, tal vez tocaríamos las fibras de quienes tienen otros nombres en sus preferencias y esto se tornaría en una discusión estéril. 

Chapito Montes también es ídolo

Aunque en esto, el ídolo brasileño ve en Luis Montes a un jugador que cumple con los requisitos totales para convertirse en leyenda una vez que cuelgue los botines.

‘Tita’ describe al ‘Chapito’ con la estampa de líder, compañero, crack, de amplia visión, campeón y una entrega interminable en la cancha.

Compararlos y poner a uno por encima del otro, insisto, resultaría perder el tiempo. Mejor será pedirles a los dioses del futbol que en el León se levante otra cosecha en la que surja un nuevo ídolo. 

Después de ‘Tita’, el ‘Chapito se erigió 20 años después. Después de Montes, no sabemos quién surgirá.

Twitter @geraslugo

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar