El proyecto de La Esmeralda se desarrolla entre León y Lagos de Moreno. Especial.
Los expertos

De la Cancha de Prácticas a La Esmeralda. León por fin tendrá su casa

El corazón de esta casa club latirá y se expandirá conforme crezca el palmarés

Por: Luis Gerardo Lugo

León.- Estaba a espaldas del Estadio León como el sitio de reunión para preparar los partidos. No tenía el nombre de algún jugador legendario, simplemente era la ‘Cancha de Prácticas’.

Bonita y siempre verde, soportaba el uso de 12 horas continuas, desde el entrenamiento del primer plantel, pasando por las reservas, equipos de Segunda y Tercera División, además de las Fuerzas Básicas y las pruebas que hacía el León para detectar talentos. Aún más, quien tenía billete la rentaba como sede en los torneos de la ciudad donde también jugaban exprofesionales.

Como reporteros solo teníamos que pasar por una puerta angosta y encontrar la sombra de uno de los árboles que la rodeaban para presenciar los entrenamientos, escuchar los gritos de los entrenadores y gozar uno que otro golazo que surgía durante la preparación.

Afuera de la cancha, sobre la tierra alfombrada de piedritas, realizábamos las entrevistas cual zona mixta donde los jugadores nos atendían sin necesidad de ser elegidos y puestos en una mesa con un micrófono como se estila ahora. 

Incluso, charlábamos con los futbolistas caminando hacia el estadio porque la Cancha de Prácticas era solo eso, una cancha, y las regaderas estaban en el estadio.

Jugué varias veces ahí, pero la mejor anécdota que recuerdo sucedió una mañana en la que sería presentado Carlos Reinoso como timonel de la Fiera en sustitución de Carlos Miloc. Sabíamos que entre ambos había una animadversión marcadísima, por lo que el ‘Tanque’ apareció, se paró a un lado de la puerta de la cancha y dijo; ‘por aquí tiene que pasar’. 

Preparamos libretas, plumas, cámaras y nosotros nos saboreábamos la nota de ocho columnas. Miloc no se movió de ahí, pero Reinoso no llegó o le pidieron no llegar. Nunca lo supimos. 

Durante casi tres décadas, por esa cancha pasaron miles de piernas. Ahora pasan cientos de vehículos.

Era la Cancha de Prácticas y ya, el Club León no contaba con algo más. Y, por si fuera poco, era prestada y el Municipio la recobró e hizo de esta lo que vemos hoy.

Ahí comenzamos a darnos cuenta que el León no tenía ‘madriguera donde caerse muerto’. El club se ha movido por años en instalaciones rentadas y canchas prestadas. Ya ni recordar el pleito por el Glorioso.

Por eso, la extracción de la primera piedra de La Esmeralda y el compromiso del nuevo estadio, también explayan la certidumbre en torno a un equipo que tiene la necesidad de una casa club digna y, sobre todo, propia.

Este lugar reforzará el sentido de pertenencia. Si para el primer equipo es una noticia genial, para el femenil y los de Fuerzas Básicas es aún más agradable ya que tendrán una excelente casa para crecer.

Así, el rumbo del Club León se dirige hacia un horizonte promisorio. Hoy el equipo es contendiente al título y si hubiera descenso, esto no importaría.

El trazo de La Esmeralda ya está y el corazón de esta casa club latirá y se expandirá en la misma magnitud que crezcan la vitrina y el palmarés. 

Twitter @geraslugo

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?