Jesús Martínez con Luis Montes, uno de los jugadores históricos. MexSport,
Los expertos

Después de la tempestad, surgió la Fiera

No se puede negar que con el Grupo Pachuca, la Fiera recuperó el protagonismo

Por: Luis Gerardo Lugo

León.- Habían sido diez años de infierno, pero después de la tempestad salió la Fiera.

Hace una década exactamente, el Grupo Pachuca se hizo dueño del Club León con varias promesas por delante, unas se han cumplido y mientras otras están pendientes, no se puede negar que, en la cancha, el cuadro verdiblanco ha recobrado protagonismo en el futbol mexicano.

Fue un 19 de noviembre de 2010 cuando se anunció la compra por la familia Martínez. La noticia trajo un aire de certidumbre que poco a poco fue respirándose más. 

Los hermanos Batarse habían lidiado con un club lleno de problemas jurídicos, jugadores parranderos y derrotas dolorosas a pocos metros del regreso al máximo circuito. Abraham y Jacobo hicieron retirada entre reclamos y hastío.

Apareció Grupo Pachuca echándose los compromisos de una universidad del futbol, un estadio digno, no sacar la franquicia de su ciudad y hacerlo campeón otra vez. Fueron cinco millones de dólares los que costó un León que en la actualidad ha incrementado ocho veces, o más, su valor

Los Martínez quisieron hacer click de inmediato con la afición al contratar a ‘Tita’, ídolo que vivió una historia diferente como técnico a la que redactó como jugador esmeralda. Y con la experiencia de que un ascenso se gana con mucho más que sentimientos, tomaron una decisión que cambió el rumbo: fichar a Gustavo Matosas, timonel que propició el ascenso y el bicampeonato. 

Fue una etapa genial cuyo impulso le dio a la Fiera un perfil de grandeza que nunca debió perder.

Boselli, Márquez, Montes, Nacho González, ‘Gallito’ y ‘Gullit’, entre otros, le pujaron personalidad a la franquicia, aunque también se han tenido resbalones con técnicos sin la mística requerida y futbolistas que vinieron solo a que les pintaran el rostro en una barda.

El Grupo Pachuca se ha sabido manejar fuera de la cancha, en lo que otras directivas no supieron cómo. Los Martínez han pedido, cedido y también permitido que otros se destrocen en los terrenos de esa historia oscura que todavía se sufre.

Los anuncios de la edificación de un estadio y una casa club son promesas que esperemos pronto se concreticen para el bien del equipo y afición. Además, la consolidación de jóvenes de la cantera, así como el hecho de que varias figuras del equipo se han ido entre dimes y diretes, representan esas líneas torcidas que se deberán enderezar.

Los números sobre el pasto hablan por sí solos: un total de 153 triunfos, 76 empates y 98 derrotas en las etapas regulares de la Liga. Antes de la Liguilla que se viene, en nueve veces se calificó con dos finales ganadas, una perdida, tres semifinales y una tercia de duelos en cuartos de final.

Ahora habrá una Fiesta Grande que se enfrentará con un cuadro sólido, un técnico que busca su primera gloria y jugadores ávidos de revancha en una Final. 

La del Guardianes 2020, como dueños del León, para el Grupo Pachuca será la décima liguilla en su aniversario diez. 

¿Cabalístico?, tal vez…

Twitter @geraslugo

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?