Esta es una final para jugar con los dientes apretados

Esta es una final para jugar con los dientes apretados

Por: Oribe Maciel Borba

León deberá tomar sus precauciones en el primer juego ante los Pumas en la Final

León.- Todo indicaba que después del primer partido de ida con la ventaja de 4 goles, el Cruz Azul iba a ser el rival del León, reviviendo aquella polémica final del invierno del 97, que dicho sea de paso fue el último trofeo de Liga que levantaron los “Cementeros”.

Pero el “nuevo” rival de la Fiera va a ser Pumas, cuadro que después de la remontada milagrosa del domingo frente a Cruz Azul, jugará muy fortalecido en el aspecto anímico y no es para menos.

La mente es la que dirige y ordena los aspectos técnicos, físicos y tácticos de un deportista, es la clave de un rendimiento exitoso en la competencia. Creo que esa faceta va a ser el principal aliado del equipo universitario para competirle al León que futbolísticamente y en los números se ve superior.

Ambos equipos van por su octava estrella en una final inédita, donde ya no cuenta la posición en la tabla o gol de visitante, tienen que salir a ganar y también sus estrategas, Andrés Lillini e Ignacio Ambriz, buscarán su primer título de Liga.

Con ese escenario, arranca el primer encuentro en el histórico estadio de C.U., aunque sin gente y sin el calor del mediodía capitalino. La escuadra Esmeralda deberá de tomar sus precauciones normales de un primer juego de final para que no haya sorpresas o desatenciones que cuestan partidos y hasta campeonatos.

A no ser por la sorpresiva campaña, los “Felinos Universitarios” no tienen muchas sorpresas en el campo. Su mayor fortaleza está en sus dos delanteros, el argentino Juan Dinenno y el paraguayo Carlos González, ambos con muy buen juego aéreo, pero con poca velocidad para el contraataque.

El medio campo es de mucha dinámica, pero con poca creatividad y a veces desordenado en la marca. En su última zona, Nicolás Freire y Johan Vázquez son los que aguantan las tempestades, cubriendo a sus laterales Alex Mayorga y Alan Mozo que últimamente han aportado poco al ataque Puma.

En la portería van a extrañar a Alfredo Talavera, aunque seguramente una final hace milagros y por ahí se levanta y juega, al igual que Yairo Moreno y el “Avión” Ramírez por parte de la Fiera. 

Los elegidos por Nacho Ambriz, tendrán que salir en estos dos partidos con los dientes apretados y con todas las luces prendidas, porque todo lo que hicieron en el torneo lo tienen que demostrar frente a Pumas, para darle la alegría del año a toda la afición y a la ciudad con la octava en casa.

Twitter @oribemaciel

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar