León se mantiene como líder del Guardianes 2020. MexSport.
Los expertos

La crisis le da al León la oportunidad de mostrar que es ENORME

Sin estadio ni pretextos, los únicos héroes pueden ser los jugadores

Por: Luis Gerardo Lugo

León.- El día que no se quería que llegara, llegó. La Fiera está literalmente en la calle, sin estadio el cual sentirlo como madriguera.

Se ratificó que olvidarse de los problemas no es solucionarlos. Lo legal es despiadado, no siempre gana el que se quiere que gane, aunque el que gane lo haga legalmente. Bueno, pasa igual en el futbol.

En al menos dos décadas no se han quitado las telarañas que tanto pesan sobre un estadio zarandeado a diestra y siniestra, desde inventarle unos “super palcos” para pagar deudas, hasta auto clausurarlo con fines de presión política, entre otras ocurrencias. 

Aún así me agrada el mote que últimamente le pusieron de Glorioso, maltratado, pero con una gloria histórica que nadie se la quita.

Con la llegada del Grupo Pachuca cierto es que, en torno a los jugadores y cuerpo técnico, se ha respirado tranquilidad, pero hoy se volverá a competir en lo deportivo con piedritas en los tachones.

Cada vez que han surgido estas situaciones extra cancha nos hemos preguntado qué tanto afectarán a las que se manifiestan dentro de la cancha. Soy de lo que piensan que no deberían influir.

Sin descartar un arreglo entre los Zermeño y los Martínez a pesar de que vemos difícil que suceda, la opción más viable es que el Club León se rasque con sus propias garras en lo que resta del torneo y tal vez más.

La localía ha sido fundamental con unos Esmeradas que hilan 11 partidos sin derrota, racha que otros equipos grandes no han logrado. Yendo más allá, la Fiera ya olvidó lo que es caer como local en fase regular pues han pasado 20 meses y 20 días que no lo hace. El datallito en este lapso es aquel tropiezo de Liguilla con el Morelia en el Apertura 2019.

Entre la pandemia que no permite afición en los estadios y la logística, lo más natural es jugar en el Hidalgo, propiedad del Grupo Pachuca, en algo tan incómodo y raro como poder hacerlo en el Sergio León Chávez irapuatense. Hay un orgullo en el futbol siempre difícil de evitar.

En Primera A, a varios técnicos esmeraldas les tocó dirigir en medio del oscurantismo administrativo del equipo. Hoy Nacho Ambriz tiene la chamba de guiar al León en tiempos de pandemia y de cólera, sí, por todas estas situaciones que siempre enardecen a más de mil. 

No obstante, no podemos desechar de tajo la posibilidad que se tiene de una octava estrella con un plantel que marcha como superlíder y es elogiado por su futbol. 

En esta novela donde se discute si hay culpabilidad en el villano o villanía en el culpable, los únicos héroes pueden ser los jugadores mismos.

Domador y Esmeraldas deberán enfocarse en ganar a pesar de que jueguen como locales, pero no en su estadio. A seguir mostrándose como fieras, pero no en su ciudad.

Las grandes hazañas se logran superando grandes obstáculos y esta crisis le da al León la oportunidad de demostrar que es enorme.

No hay pretextos, al final de cuentas este Club León fue bicampeón jugando en un estadio que no era suyo. Crudamente, nunca lo ha sido.

Twitter @geraslugo

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?