León se adelantó ante Tigres, pero perdió fuerza en el segundo tiempo. MexSport.
Los expertos

León quedó demasiado cerca de una derrota dolorosa e irritante

El empate en casa deja muchas interrogantes

Por: Luis Gerardo Lugo

León.- Fue un partido que por momentos pintó para ganarse, pero León no encajó más las garras a pesar de que pudo hacerlo. 

Sabíamos que Tigres sería complicado, con un oficio que sacó en el momento justo para salir de la madriguera sano y salvo.

León volvió a carecer de la profundidad en el ataque. Nico Sosa la tuvo clara y la falló, de Gigliotti no se recuerda alguna de peligro, misma circunstancia con Ángel Mena. 

Esta vez no hubo la genialidad necesaria para superar más de una vez a Nahuel Guzmán.

Esta vez la defensa esmeralda permitió que Rodolfo Cota se enfrascara en un duelo a morir con Gignac. El arquero esmeralda pudo en muchas, pero no en todas.

Esta vez, lo que parecía una victoria se convirtió en un empate que por poco se le va de las garras a la Fiera y bien pudo terminar en una derrota que hubiera sido dolorosa e irritante.

Cota fue un héroe, pero también lo fue Nahuel. Navarro fue letal, pero también Meza.

Nacho Ambriz quiso reforzar el accionar del equipo con Iván y Osvaldo Rodríguez, y también con Campbell. No lo logró.

El ‘Tuca’ Ferretti sí lo hizo con Leo Fernández, Julián Quiñones y Jordan Sierra como relevos.

El León siguió sumando partidos sin derrotas en casa, pero la sensación de este juego es que se dejaron ir puntos. El León seguirá dentro de los cuatro primeros del Guardianes después de nueve fechas, pero queda el saborcito agrio al haber cedido la cima.

Lo dijo Ambriz después del juego y estamos de acuerdo: esta vez en lugar de sumar, se restó.

Twitter: @geraslugo

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar