Vikonis y Mena al cierre del primer tiempo. MexSport.
Los expertos

Se respira la esperanza de que en León las cosas serán diferentes

León no puede dejar el pase en manos de la lógica y debe mostrar su mejor futbol

Por: Luis Gerardo Lugo

León.- La Fiera tuvo el control de la pelota, generó llegadas y obligó a Nico Vikonis a emplearse a fondo, sin embargo y a pesar de todo eso, no pudo reflejarlo con un mejor marcador.

Puebla ganó, aunque con una diferencia que parece poca. 

León perdió, aunque la sensación es que pudo haber cosechado mucho más

Claro que para el León es mejor llegar al partido de Vuelta con un 2-1 en contra que con un 2-0 después de 90 minutos, pero siendo exigentes la Fiera no aceleró a fondo y no reflejó la diferencia de 20 puntos con la que llegaron ambos equipos a la Liguilla.

Poner a Stiven Barreiro y a Andrés Mosquera como pareja central se notó en el funcionamiento del equipo, errores de marca de ambos fueron factor para los goles en contra. Esos descuidos defensivos condicionaron al cuadro esmeralda a remar contracorriente en el juego y más cuando el rival se tiró hacia atrás para defender la ventaja. 

Vino el penalti sobre Barreiro y Ángel Mena hizo efectivo el disparo en un momento en el que no se podía fallar. Ese gol fue un tanque de oxígeno que reavivó las huestes de Nacho Ambriz y asfixió a la causa poblana que ya no atacó más.

El segundo tiempo transcurrió a lo que se esperaba con un León teniendo la pelota y el Puebla atrincherándose mientras pasaban los minutos.

Ambriz le buscó variantes a su equipo sacando a Iván Rodríguez, metiendo a Campbell, poniendo a Navarro como contención y ubicando al ‘Avión’ Ramírez como lateral. Nadie niega que el domador intentó en su estrategia, pero esos movimientos no cuajaron en gol.

Gigliotti no pudo frente al marco poblano, Navarro tampoco tuvo suerte y Mena vio cerca el gol en el último minuto. Con el resultado adornado hasta ahora por la mínima diferencia, se respira la esperanza de que en el cubil leonés el ritmo será diferente, el agobio será mayor y que el superlíder conseguirá el boleto a la siguiente fase.

No obstante, el León no debe dejar su futuro en las manos de la lógica que en ocasiones deja de existir en el futbol. 

El 1-0 le da el pase al León, el 2-1 a favor también, ya un 3-2 no. Es por ello que si el León quiere avanzar a las semifinales tendrá que trabajar el triunfo sacando a flote la esencia de ese juego efectivo que le puso en la cima de la general y como el primer candidato al título.

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar