Junto a sus hijos, al recibir un homenaje. Facebook.
Leyendas

Murió don Rosendo Maceira, histórico fotógrafo de León

Formó una dinastía de fotógrafos que durante décadas han seguido al Club León

Avatar del

Por: Néstor Amhed Galindo

León.- Durante la madrugada de este domingo murió en León Rosendo Maceira Torres, histórico fotógrafo del deporte leonés.

Eduardo Maceira Segundo, hijo de Don Chendo, confirmó la muerte de su padre, quien ejerció el oficio de la fotografía durante más de 60 años.

A través de redes sociales, el Club León recordó a quien acompañó a la Fiera en canchas de prácticamente todo el país.

 

Isaac Piña, director de la Comisión Estatal del Deporte en Guanajuato, se unió a las condolencias y también publicó un mensaje en Twitter.

Don Chendo nació en Puebla en la década de los 40 y ahí comenzó su labor como fotógrafo, primero en las plazas y luego en eventos públicos, pues le apasionaban los deportes y en la lente encontró la vía para acercarse a los campos, en especial a los de beisbol.

Después de años de aprender y trabajar en las coberturas de equipos profesionales como los Pericos de Puebla y el Puebla de la Franja, don Chendo emigró a León en la década de los 80.

Como parte del cuerpo de fotógrafos del periódico El Sol de León, don Chendo se estableció en la ciudad y formó una familia singular, todos apasionados por la fotografía y la mayoría con labor cercana a los deportes.

En León le tocó cubrir, por ejemplo, la final perdida por la Fiera en 1997, el terrible descenso de 2002, el sufrir de los Verdes en la división de Ascenso y el regreso a Primera, en 2012.

Don Chendo estuvo en el Bicampeonato de 2013-2014 y en un sinfín de otros eventos históricos para la ciudad, como la llegada del Campeonato Mundial de Rally en 2004 o la visita del papa Benedicto XVI en 2012.

A su lado, evento a evento se sumaron Eduardo, Rosendo Junior, Pascual, Francisco y Maricela, todos con cámara en mano y el carácter amable, amiguero y franco que heredaron de su padre.

Don Chendo se jubiló como fotógrafo profesional hace unos años, pero se mantuvo cercano a los eventos, encargándose de coberturas especiales como las del Maratón León, el Rally México, el regreso de los Bravos o las Liguillas de la Fiera.

Este domingo, al enterarse de su muerte, todos, absolutamente todos quienes lo conocieron en los campos, pistas y canchas lo recordaron con una sonrisa y muchos con agradecimiento.

Dejó escuela y ante todo, el recuerdo de una gran persona.

Descanse en paz, don Chendo.

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?