El León femenil en el actual Apertura 2021 de la Liga MX.

Jugadoras del León femenil ganaban $2,000 pesos al mes y las juveniles, $500 y un curso

Por: Néstor Galindo

La Liga MX sufre por malos salarios y para colmo, no aprovechan la imagen de las jugadoras exitosas

La Liga Femenil MX  ha quedado “exhibida” por las pésimas condiciones salariales desde su fundación, en el verano de 2016.

La Comisión Federal de Competencia (Cofece), reveló los ridículos salarios que entre 2016 y 2019 pagaron 15 clubes de este circuito, entre ellos el León.

Según la Cofece, en 2016 los clubes de la Liga MX acordaron imponer un tope salarial de 2,000 pesos mensuales, para evitar que las jugadoras pudieran irse a otro equipo a cambio de un mejor sueldo.

TE PUEDE INTERESAR: MULTA MILLONARIA AL LEÓN Y OTROS CLUBES POR EL PACTO DE CABALLEROS.

Los clubes que acordaron el tope salarial fueron Pachuca, Tijuana, América, Necaxa, Toluca, Tigres, Santos, Pumas, Monterrey, Guadalajara, Morelia, Cruz Azul, Atlas, Querétaro y León.

El tope salarial se aplicó entre 2016 y 2018, con tres niveles: Las jugadoras de 23 años ganarían máximo 2,000 pesos mensuales. Las futbolistas menores de 24 años recibirían máximo 500 pesos y “un curso de formación personal”, mientras que las menores de 18 años no tenían pago, pero sí apoyo para su transporte y comida.

El acuerdo se ajustó en 2018, justo cuando comenzó la investigación de la Cofece sobre los clubes de la Liga MX. Bajo el nuevo esquema, se subió el tope salarial a 14,000 pesos mensuales y con la posibilidad de que máximo cuatro jugadoras tuvieran un sueldo superior a esos 14,000.

“La práctica, cuya duración fue de noviembre de 2016 a mayo de 2019, constituyó un acuerdo colusorio entre los Clubes, que tuvo el objeto y efecto de manipular los precios –en este caso los salarios de las jugadoras– y evitar que los clubes compitieran por su contratación mediante mejores salarios, lo que no solo repercutió negativamente en su ingreso, sino también tuvo como consecuencia ampliar la brecha salarial por razón de género”, señaló la Cofece en un comunicado.

Así inició el Club León femenil

En el caso del Club León,  jugadoras han sugerido problemas con los sueldos, pero ninguna se ha atrevido a denunciar  públicamente.

En el primer torneo del León Femenil, en 2017, el equipo no tuvo campo de entrenamiento propio y las jugadoras debían pagar su entrada a la Unidad Deportiva Enrique Fernández Martínez.

Según declaraciones a Súper Deportivo en octubre de ese año, las jugadoras del Club León tenían sueldos de entre 2,000 y 5,000 pesos mensuales.

Actualmente el promedio de sueldos en el León femenil es ligeramente superior al del arranque de la franquicia y además ya pueden entrenar en una instalación del Club, en el fraccionamiento Ciudad Maderas, en Lagos de Moreno.

‘El sueldo es un tema crítico’

Desde otros frentes, las malas condiciones salariales fueron denunciadas por varias jugadoras en los torneos recientes.

Daniela Pulido, quien dejó a las Chivas en 2020, exhibió la explotación: “El sueldo es un tema crítico. Yo empecé ganando en Chivas 2,500 pesos (mensuales), tenía que recurrir al medio de transporte, de irme en camión (a los entrenamientos), tenía que llegar a mis clases, ser responsable en la escuela, no faltar a los entrenamientos. Hoy en día ganaba 4,000 pesos al mes”.

También en 2020, Alicia Cervantes, goleadora de las Chivas, se sumó a las quejas por los sueldos y así se expresó en una entrevista con el portal mediotiempo:

“Eran 1,500 pesos por mes. Yo no les pedía millones, simplemente les pedía lo justo, creo que por lo que hicimos en colectivo en el torneo y por lo que hice personal, creo que más de una sí nos merecíamos el aumento. ¿Cómo iba a seguir jugando por cualquier cosa, por 1,500 pesos? El gerente me dijo que no me podían dar el aumento: ‘lo que tienes, es lo único que te podemos dar, no podemos más’”.

Alicia Cervantes.

TE PUEDE INTERESAR: FORLÁN RENUNCIA A EQUIPO DE GRUPO PACHUCA Y LLEGA EL CHACO GIMÉNEZ.

‘Se juega por amor al arte’

Vanessa Sánchez, igual del Rebaño, aceptó que es imposible vivir con el sueldo de un equipo supuestamente profesional en la Liga MX.

"Yo juego por el gusto, por representar a Chivas. Yo lo de sueldos y eso, se lo dejo al club, ellos son los que se organizan, los que dan la información. Más que nada se juega por amor al arte y por representar esta camisa".

Ana Paola López, del Pachuca, recordó que muchas de las jugadoras combinan el futbol con algún oficio y profesión, para así cubrir sus gastos.

 “El promedio salarial ha cambiado, aunque equipos económicamente mejores como Tigres tienen mayor nómina para las mujeres, el promedio no es mayor a 5 mil pesos al mes”.

TE PUEDE INTERESAR: '¿POR QUÉ LA VIDA ES ASÍ?' REBECCA DESPIDE A SU NOVIO, DEAN, MUERTO EN UN ACCIDENTE EN MOTO.

'Me faltó pagar agua y luz'

Ya en 2021, generalmente a través de redes sociales, otras jugadores se han atrevido a cuestionar el rumbo de una Liga que trata de ser autosuficiente.

Por ejemplo, la portera Balbino Treviño publicó el mensaje que le envió una compañera, pidiéndole apoyo para pagar sus cuentas, pues el salario no le alcanzaba.

“Me faltó pagar agua y luz, quería ver si podrías ayudarme por favor. Se me fue el dinero porque, como me voy sola a mis terapias, el Uber sale muy caro y voy dos veces al club (…)”.

Balbina Treviño.

Balbina publicó el chat en redes, con su respuesta:

“Otro ejemplo de la gravedad de no tener salario digno en la Liga MX Femenil. Es increíble que una jugadora de Primera División no pueda cumplir con los gastos básicos para poder jugar futbol. ¡Urge base salarial que dignifique la profesión!’”.

Tras ese mensaje, Mariana Cadena, de las Rayadas de Monterrey, pidió comprensión hacia el gremio:

“Leo (en redes) muchos comentarios diciendo que no deberíamos ganar lo mismo que un futbolista profesional porque no generamos lo mismo, pero no se trata de eso, ni siquiera estamos pidiendo eso, estamos pidiendo un salario justo para poder vivir, no ganar como Gignac. Entiendan el punto”.

El círculo vicioso del futbol femenil en México

El argumento de los clubes para los bajos salarios en sus equipos femeniles, es que generan mucho menos ganancias que los hombres.

Como no llevan gente a los estadios, es imposible pagarles más. Y como no se les paga bien, las jugadoras son semiprofesionales, lo que deriva en que muchos de los equipos naveguen todo el torneo, con malos resultados y nulas posibilidades de coronarse.

El futbol femenil en México da pasos muy cortos.

Entrevistado por el diario El Economista, Javier Balseca, experto en marketing deportivo, pide resolver este círculo vicioso.

“La liga no se ha preocupado por dar a conocer a sus jugadoras y empoderarlas. Por ende, la gente no las conoce, entonces no las consume (sic) y entonces las marcas tampoco están  (con ellas)”.

TE PUEDE INTERESAR: LA NUEVA VERSIÓN SOBRE EL ATAQUE A CHAVA CABAÑAS. PUDO SER 'POR UNOS GOLES'.

Deben explotar su marca y sus figuras

Los malos salarios contrastan con la programación en TV, pues alrededor del 80% de los juegos de la Liga MX tienen transmisión nacional, la mayoría en sistemas de cable. Además, en abril de este año, la propia liga femenil reportó un aumento del 8% en la audiencia global de sus partidos.

Tigres femenil es la excepción en la Liga.

“A nivel comercial se tiene una mala percepción de que la Liga MX Femenil es solo para mujeres, lo cual es incorrecto totalmente. No existe una estadística que diga quién consume a la liga, los organizadores deberían definir esa parte de data desde ahí. A nivel comercial todavía le falta mucho a la liga para poder desarrollar un producto fuerte con nuevos anunciantes que no sean los mismos que en varonil”, añadió Javier Balseca en El Financiero.

“En España la percepción es diferente porque la liga sí se encarga de hacer a sus estrellas y mostrarlas, aquí la misma liga no te genera esa expectativa ni hay estrategias específicas de promoción con las marcas que le pagan directamente a la liga”.

TE PUEDE INTERESAR: EL EQUIPO DEL NARCO QUE CASI CONTRATA A MARADONA.

Toca aplicar un salario mínimo en la Liga MX femenil

En el mismo medio, la periodista Adrianelly Hernández destaca que un deportista de alto rendimiento debe recibir un sueldo que le permita enfocarse sólo en su disciplina.

“Sí se ha mejorado, ya hay sueldos de 10,000 o 12,000 para jugadoras promedio, pero todavía no pueden darse una vida de deportista de alto rendimiento”,señala.

“Así como (en la Liga MX) fueron súper quisquillosos en establecer el tope (salarial) y velar que se cumpliera, ahora necesitan exigirle a los equipos un salario mínimo y ya con esa exigencia la decisión de los clubes será de darles un poco más a sus jugadoras, pero, lamentablemente, no veo que pronto haya una acción real”.

TEMAS

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar